.

En cumplimiento con la Ley 34/2002, de Servicios de la Sociedad de la Información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.

jueves, 30 de junio de 2016

¿Qué harías si vieras a una niña de 6 años sola en la calle?





UNICEF hace un experimento para enfrentarnos a nuestros propios prejuicios y para recordar que todos los niños y las niñas merecen una oportunidad

domingo, 26 de junio de 2016

Entrevista a Andrés González Bellido (autor del Programa TEI)





Para aprender todos/as y especialmente se lo dedico a las/os  orientadoras/es  desorientadas/os. Aquí un orientador comprometido con su trabajo.

Programa TEI: Sintesis Programa Cronicas TVE2



Para aplicar el Programa TEI (Tutoría Entre Iguales de Andrés González Bellido) en las aulas, lo fundamental es conocerlo bien, no aplicarlo parcheando ni experimentando con los alumnos, son personas no se puede jugar con ellos, merecen un respeto.

Poesías de una víctima de acoso escolar de 13 años


SI ME VES  

Si me ves cometer errores
es porque la vida vino sin instrucciones,
si me ves sonreir
es por tu modo de reír.

Si me ves abrazarte
es porque me enamoraste,
si me ves levantar
es porque también sé tropezar.

Si me ves jugar
es porque sé cantar,
si ves que me enamoraste
es porque tienes tu personalidad.

Pero si me ves llorar
es porque tienes que comprar
unas gafas 
con muchas dioptrías.



 LA CIMA DEL MUNDO

No quiero vivir
en un mundo sin tener con quien reír,
sin saber
a quién abrazar
por eso te digo
que me atiendas.

Yo estoy de camino
hasta la cima del mundo
para llegar
hay mucho que madurar
pero te prometo 
que allí me verás.

Donde nadie 
juzga a nadie
sin reírse de nadie,
lo más importante es que a nadie
ves llorar
ya que por el camino nos dedicamos a madurar.


Estos poemas fueron escritos en gallego. Ganaron el primer y tercer premio respectivamente del concurso de las Letras Gallegas del instituto donde estudiaba la víctima del acoso (al acabar el curso en junio se cambia de centro, lo pidió de regalo de cumpleaños en casa) . Lo más paradójico del asunto es que a ningún profesor le llamó la atención el contenido de los poemas, no hay que ser muy listo para darse cuenta de que la autora de esos poemas estaba sufriendo. Puedo asegurar que lloraba cuando los escribía, claro que eso solamente lo sabemos nosotras. No recibió hostias aunque sí la amenazaron gestualmente con que las iba a recibir y sí fue objeto de un montón de humillaciones y burlas. 

La cima del mundo para la autora es el instituto nuevo al que va a ir.  Recibir por su cumpleaños en marzo el papel de solicitud de plaza en el nuevo centro le ayudó para empezar a enfrentarse positivamente ante la situación. La pena es comprobar que siempre se tienen que ir las víctimas para estar tranquilas, parece que vivimos en una sociedad en la que se protege a las agresoras, salvo que transcienda a la prensa que entonces nos ponemos todos para la foto y sacamos los dientes aunque solo para aparentar de que se hace algo. Después del revuelo se tapa todo y muy mal porque no se interviene, con lo cual solo cambian las personas y se repiten los hechos. Me pregunto si solo se interviene cuando le pasa a tu hijo, cuando duele de verdad...

Cariño, te quiero, te admiro por lo bien que supiste enfrentarte a ello, siento haberte matriculado allí, pensé que después de lo de tu hermano no volvería a pasarle a nadie más, que se trabajaría desde la Orientación del centro para que no volviese a suceder algo así a ningún otro alumno y ¡qué equivocada estaba! e ironías de la vida justamente volvió a tocarle a nuestra familia al igual que a muchas otras, me quedé perpleja cuando me enteré de que en casi todos los cursos había muchos casos similares y no se estaba haciendo absolutamente nada para erradicarlos. Sólo en algunos casos trámites burocráticos que se quedaron en el papel. Fijaos si va despacio la burocracia que aún estamos esperando por la copia que nos prometieron del acta de una reunión celebrada en inspección en el mes de septiembre por el caso de mi hijo, imagino que en algún lado se perdió, ahora nos da igual, que lo usen de papel higiénico si quieren. Y quien se la quedara que piense que con un papel se puede jugar pero no con los sentimientos de los niños que sufren acoso escolar ¿les  gustaría el mismo trato si fueran sus hijos las víctimas?

Este año hice un curso sobre bullying on line para el profesorado de Galicia en el que 2 módulos los impartió Javier Pérez Aznar, presidente de la Asociación NACE, Todos los materiales que compartió en el curso los trabajamos en casa, a través de ellos nos sentimos identificados, escuchados, valorados. Nos ayudaron a gestionar nuestras emociones, encauzarlas positivamente, a fortalecernos como personas, aprendizajes sin duda muy valiosos que nos servirán a lo largo de nuestras vidas.  
¡Gracias Javier! 

Me impactó una idea que nos trasladó Javier y que os dejo aquí para reflexionar...

¿Cuántas hostias, humillaciones, burlas tiene que recibir un niño para que se considere acoso escolar?



Y esta es la canción que la autora de los poemas le dedica de despedida a los compañeros de clase que le inspiraron estos poemas.